De qué se trata...

Cuando se produce la pérdida de una o varias piezas, la mejor solución es recurrir a los implantes dentales.

Los implantes sustituyen al diente, reemplazan la raíz e impiden la pérdida de hueso. Así frenamos la reabsorción ósea y evitamos la posibilidad de perder más dientes.

Una boca sana y con todas las piezas dentales es la mejor garantía para tener una sonrisa bonita.

La pérdida de piezas dentales afecta cada vez a más personas, llegando a ser considerado como un problema mundial, siendo las caries y las enfermedades periodontales las principales responsables de la pérdida de dientes.

Además, la falta de piezas dentales afecta al hueso que soporta los dientes. Ante la falta de estos, el hueso de la mandíbula o maxilar se reabsorbe y puede terminar afectando a los piezas sanas próximas al diente que se ha perdido.

Beneficios

• Resuelve problemas estéticos.
• Mejora la masticación.
• Pérdida de inseguridad social.
• Impide la reabsorción del maxilar.

¿Qué incluye?

Desdentación parcial: Implantes unitarios y puentes.

Desdentación total (ausencia total de dientes): Soluciones con función inmediata.

  • All on 4
  • Sistema trefoil
  • Implantes cigomaticos

Cirugía guiada por ordenador

La cirugía guiada por ordenador es una técnica que permite al cirujano colocar los implantes en el lugar que previamente ha planificado y diseñado mediante la ayuda de la tecnología 3D.


Implantes zigomáticos

Los implantes zigomáticos, también conocidos como implantes sin hueso, son un tipo de implantes dentales que van anclados en el denso hueso del pómulo, lo que los ha convertido en la mejor alternativa para pacientes con una atrofia importante de su hueso maxilar.